Obispo Marco Ordenes Fernández dimitido del estado clerical por el Papa Francisco

Iquique 13 de octubre de 2018 Por
"Perdón en nombre de los Obispos y de la Iglesia", expresó a través de una declaración pública el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile tras la decisión del Santo Padre respecto del ex obispo emérito de Iquique.
DSCN0122

El Papa Francisco ha dimitido del estado clerical a Mons. Francisco José Cox Huneeus, arzobispo emérito de La Serena (Chile), miembro del Instituto de los Padres de Schoenstatt, y a Mons. Marco Antonio Órdenes Fernández, obispo emérito de Iquique (Chile).

En un comunicado de la Sala de Prensa de la Santa Sede se explica que en “ambos casos” se ha aplicado el artículo 21 § 2, 2° del motu proprio “Sacramentorum Sanctitatis Tutela”, como consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores.

El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, a través de una declaración, pide a las víctimas, sus familias y comunidades, "perdón en nombre de los Obispos y de la Iglesia".

De este modo se refirieron a la decisión del Papa Francisco de dimitir del estado clerical a Francisco José Cox, arzobispo emérito de La Serena, y a Marco Antonio Órdenes, obispo emérito de Iquique, como “consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores”. 

Agrega la declaración de la CECh que "los obispos de la Conferencia Episcopal continuamos nuestro caminar de renovación eclesial, con nuestro servicio a disposición del discernimiento del Santo Padre, y trabajando con afán, apoyados por valiosos grupos de laicas, laicos y consagrados, para cumplir e implementar nuestras decisiones y compromisos del 3 de agosto pasado".

Finalmente piden que el Espíritu Santo suscite pastores humildes y llenos del amor de Dios para conducir a su pueblo.

En la Diócesis en que gobernó Marco Ordenes, el Obispo de Iquique, Guillermo Vera Soto, dijo a través de un comunicado que "como Pastor de esta Diócesis, quiero reiterarles a cuantos han sufrido a causa de estas situaciones, mi cercanía y la de toda la Comunidad Cristiana, como también la disposición de estar siempre en sintonía con su dolor".