El duro discurso de Piñera contra la izquierda: “Promete el paraíso pero nos va a entregar el infierno”

País 13 de diciembre de 2018 Por
Los dichos del Presidente se dieron en el marco de la cena de aniversario por los seis años de Evópoli. También apuntó sus dardos a la administración anterior
piñe

Duras críticas a los gobiernos de izquierda de Chile y a la administración de Michelle Bachelet realizó anoche el Presidente Sebastián Piñera durante la cena de aniversario de los seis años de Evópoli.

En el discurso que el Mandatario entregó por cerca de 22 minutos a los asistentes de la actividad, realizó un reconocimiento a los logros del partido y los desafíos que se vienen por delante, pero en la parte final aprovechó de realizar duros cuestionamientos a los gobiernos de la izquierda chilena, a los que acusó de “no comprender la naturaleza humana”.

 “Estoy absolutamente convencido que el camino, la ruta, que quiere seguir la gente de izquierda promete el paraíso, pero nos va a entregar el infierno, como ha ocurrido en tantas otras partes del mundo porque no comprenden la naturaleza humana”, dijo el Mandatario.

Agregó que “quieren hacer ingeniería estructural desde el Estado. Y como no confían en la gente creen en este concepto que el Estado sabe mejor lo que es bueno para la gente y que ellos son los que mejor interpretan lo que es bueno para el Estado y se produce esa simbiosis totalitaria de que ‘yo sé lo que es bueno para usted, yo tengo el Estado y usted hace lo que yo digo’, que es profundamente antilibertad, antidemocrático”.

Pero también Piñera tuvo palabras para el gobierno de la expresidenta Bachelet, sin nombrarla directamente: “Vean ustedes la última encuesta Casem. Un gobierno cuyo lema era la igualdad, la lucha contra la pobreza. Qué dijo la Casem del 2015 – 2017, dijo tres cosas: que Chile había perdido gran parte de su capacidad de reducir la pobreza con respecto al gobierno anterior; que la pobreza multidimencional estaba estancada; y que las desigualdades estaban creciendo. Ese fue el gobierno que estancó Chile so pretexto que iba a lograr esas cosas. No logró no lo uno ni lo otro. Sin embargo, la memoria es corta, porque es más fácil prometer la mano visible del Estado que la mano invisible de la libertad, la igualdad de oportunidades y el esfuerzo personal”.

 

Te puede interesar